CONSEJOS PARA ILUMINAR TU CASA

Logra un ambiente de armonía combinando distintas fuentes de luz. Sigue leyendo y entérate de nuestras recomendaciones sobre iluminación para tu hogar.

 

 

Según el uso que vayas a darle a cada habitación, será la iluminación que se requiere. Hay áreas que necesitan una iluminación constante y otras que requieren una luz puntual dirigida, por ejemplo, una mesa de trabajo. Es necesario crear “capas” de luz que se mezclan para alcanzar la intensidad necesaria y lograr la atmósfera perfecta.

 

Es importante que tengas en cuenta que hay dos tipos de luz: fría o cálida.

En ambientes de trabajo o de compra, hay iluminación fría. Es una iluminación muy brillante que en ocasiones puede causar cansancio. La luz cálida tiene menor valor en grados Kelvin y sirve para crear ambientes más cálidos y acogedores.

 

El comedor
La fuente de iluminación principal debe estar colocada justo sobre el área donde está la mesa, no en el centro de la habitación. La opción más recomendable son las lámparas colgantes o los candelabros con varios focos. El número de focos dependerá del tamaño del comedor, si el comedor tiene 8 sillas, usa 4 lámparas, si tiene 6, usa 3.

 

La cocina

Es conveniente tener una fuente principal de luz e incorporar luces auxiliares por debajo de la altura de los ojos, para iluminar las superficies de trabajo.

 

La sala

Se recomienda colocar varias lámparas distribuidas a lo largo del espacio y que permitan ser encendidas individualmente y reguladas a través de un dimmer, así podrás variar la intensidad de la luz según la atmósfera que quieras crear. Puedes complementar con lámparas adicionales sobre mesitas laterales.

 

La recámara.

Para facilitar el descanso, lo mejor es la iluminación suave. La luz principal debe ser tenue y puedes complementar la iluminación otras lámparas especiales de acuerdo a su función, una lámpara para leer sobre el buró o encima de la cabecera y una lámpara especial para iluminar el closet.

Compartir