¡DISFRUTA ESTE LIGERO Y FRESCO CHEESECAKE CON FRESAS!

Si quieres sorprender a tu familia con un postre delicioso y fácil de preparar, este cheesecake frío se convertirá en tu nuevo preferido.

 

CHEESECAKE CON FRESA

 

Base
1 taza de galletas de vainilla molidas
1/2 taza de hojuelas de avena molidas
1/4 de taza de azúcar
1 barrita de mantequilla derretida

 

Relleno
6 fresas lavadas, desinfectadas y rebanadas
2 sobres (1 cucharada) de grenetina
2 paquetes de 190 g de queso crema a temperatura ambiente
1/2 taza de azúcar
1/4 de taza de jugo de limón
3/4 de taza de leche
1 taza de crema para batir
Mermelada de fresa

 

Preparación
1. Para hacer la base: en un tazón mezclamos las galletas, las hojuelas de avena, el azúcar y la mantequilla hasta formar una pasta compacta.
2. Forramos con ella el fondo de un molde desmontable ligeramente engrasado, presionamos para compactarla y reservamos.
3. Para hacer el relleno: batimos el queso crema con el azúcar hasta lograr una consistencia cremosa; sin dejar de batir integramos el jugo de limón y la leche.
4. Batimos la crema a velocidad alta y cuando esponje y esté firme la incorporamos en forma envolvente a la mezcla de queso.
5. Hidratamos la grenetina en 1/2 taza de agua fría, dejamos reposar 2 minutos y calentamos a baño María (o 20 segundos en el microondas) para que se disuelva; agregamos a lo anterior y batimos.
6. Vaciamos la mezcla sobre la base de galleta y refrigeramos hasta que cuaje; desmoldamos y decoramos con la mermelada y rebanadas de fresa.

 

Esta tarta de queso es ideal para consentir a los que más quieres, como no requiere horno para su preparación, puedes prepararla en casa con ayuda de los niños.
¡Les encantará!

Compartir