¿INVERTIR EN BIENES RAÍCES?

Invertir en bienes raíces consiste en adquirir un inmueble con potencial comercial para que su valor aumente y después rentarlo o venderlo. O bien, para remodelarlo y repararlo y luego venderlo o rentarlo.

 

A continuación mencionaremos algunas de las ventajas de invertir en propiedades inmobiliarias:

 

La primera ventaja son los pocos conocimientos técnicos que se requieren y la poca dificultad que representa la administración de esta clase de inversiones, a diferencia de, por ejemplo, invertir en un negocio o en la bolsa de valores.

 

La inversión en bienes raíces también suele ser una inversión segura, ya que los inmuebles muy difícilmente pierden su valor, y por el contrario, generalmente aumentan su valor con el tiempo.

 

Otra ventaja es la alta rentabilidad; al invertir en bienes raíces es posible llegar a ganar mucho dinero en el mediano o largo plazo, aunque para empezar a invertir en inmuebles es necesario contar con capital, por ello la inversión en bienes raíces suele ser realizada por inversionistas que anteriormente generaron otra fuente de ingresos, como un negocio.

 

También debemos tomar en cuenta los beneficios impositivos de invertir en bienes raíces: construir, comprar y vender propiedades tiene muchas ventajas fiscales que podemos aprovechar ya que existe un interés general y público por facilitar el acceso a la vivienda. Además, capitalizar las ganancias permite un gran incremento de nuestro capital en un corto periodo de tiempo. Si adquirimos una propiedad y la vendemos a un mayor precio, esa ganancia podemos invertirla en un inmueble de mayor valor y revenderlo, con lo que obtendremos una ganancia más significativa.

 

Como vemos, invertir en bienes raíces tiene muchos beneficios. Los expertos consideran que la inversión en bienes raíces es una inversión de bajo riesgo, segura, y rentable.

Compartir