La Primavera, un espacio para todos

Conservar el pulmón más grande de la ciudad es tarea de todos los tapatíos. Gracias a la flora y fauna que conforma el Bosque de la Primavera, tenemos la oportunidad de llevar una vida más saludable, no sólo física sino mentalmente. Un espacio que brinda confort y tranquilidad a los paseantes y vecinos del predio.

 

Al igual que desarrollarse de forma profesional y personal, plantar un árbol es parte de las actividades que todo hombre debe realizar y este bosque, se ha convertido en el espacio favorito para desarrollar reforestación, una actividad que une a la familia, y que a su vez, contribuye a la preservación del área.

 

El apoyo que ha recibido el bosque por parte de ciudadanos y asociaciones civiles, le ha permitido mantenerse vivo y en crecimiento. Para esto, la Dirección de Organismo Públicos Descentralizados, ha implementado programas para impulsar la cultura ambiental y la relación del hombre con la naturaleza.

 

Una de las actividades más relevantes del área, es el programa de Vecinos Verdes, que promueve la integración comunitaria a través de las prácticas del medio ambiente y la biodiversidad. Esta práctica ha prevalecido gracias al apoyo de las personas que habitan a su alrededor y la unión entre ciudadanos. Un proyecto integral.

Compartir