Nuevas tendencias en construcción de casas

Ventanas gigantes y paredes de vidrio plegables. Largas láminas de vidrio priorizarán la apertura y la iluminación natural de los espacios.

Nuevos colores. Para el diseño, predominan los tonos gamuza, metálicos (armamentísticos), arcilla y bronce. Una paleta de colores a prueba del tiempo y neutral, capaz de combinarse con una multiplicidad de estilos.

Baños con duchas amplias. Poco a poco, se dejaron de lado los lujosos baños en tinas, que gastan una cantidad mucho más grande de agua que una regadera. Por eso, es importante ampliar este espacio para hacerlo más confortable.

Cocinas, comedores y salas abiertas. Abierto es la palabra clave de las casas modernas, en concordancia con una nueva forma de vida desestructurada. La gente querrá estar conectada, y no encerrada en la cocina. Por eso también, la predominancia de grandes ventanas y espacios vidriados.

Más apertura, pero no mayor tamaño. Puede que parezca que los hogares de este año serán enormes. Nada de eso: una casa bien diseñada puede crear esa sensación de amplitud, con espacios abiertos, paredes blancas, y ventanas y puertas deslizantes vidriadas.

Áreas de esparcimiento. La apertura mencionada no chocará con la necesidad que todos tenemos de estar un rato en soledad. Por eso, los diseñadores incorporan espacios para alejarse, como rincones de lectura o salas de juegos.

Puertas que se abren directamente al living. Ya no habrá que pasar por un vestíbulo antes de sentarse a conversar en la sala de estar. Hoy, los constructores optan por entradas directas a este espacio desde el exterior de la casa.
Conexión con la naturaleza. Será difícil distinguir entre el afuera y el adentro. La idea es que los patios se conviertan en salas de estar expandidas.

Compartir