Prepara unos saludables ‘Egg Rolls’

Esta receta es rápida y sencilla de preparar. Se adapta fácilmente para consumirse a cualquier hora del día: desayuno, comida, colación o botana.

Esta receta tiene carne molida de pollo, pero puedes usar carne molida de puerco, pollo en cubitos, carne molida de pavo, camarón o cualquier otro relleno. Si los horneas, el secreto para que queden crujientes por fuera es ponerlos por un momento en la parrilla antes de servirlos.

INGREDIENTES

1 cucharada de aceite vegetal (1 cucharada extra si los fríes)

0.5 libras de carne molida de pollo sin grasa

½ cebolla picada

1 zanahoria rallada

¼ de col rallada

1 diente de ajo picado finamente

1 cucharada de salsa de ostras

1 cucharada de soya

½ cucharada de jengibre en polvo

12 envolturas de huevo

1 cucharada de cilantro fresco

  1. Calienta una cucharada de aceite vegetal en un sartén mediano. Agrega el pollo, cebolla, y ajo y cocina por 3-5 minutos hasta que se empiecen a dorar. Agrega la col y la zanahoria y cocina por 3-5 minutos más hasta que se empiecen a suavizar. Vierte y mezcla la salsa de ostras, la soya, y el jengibre en polvo y cocina por 2-3 minutos para que se combinen los sabores. Asegúrate de que el pollo este completamente cocido.
  2. Deja que la mezcla se enfrié un poco. Opcional: Mezcla con el cilantro.
  3. Para armar los rollos, pon ⅓ de taza de la mezcla en el centro de cada envoltura. Dobla los lados hacia adentro y enrolla. Moja la esquina con agua y sella el rollo. Hay dos opciones para servir:
  • Hornea los rollos: Precalienta el horno a 400 grados. Hornea los rollos por 12-15 minutos hasta que se empiecen a dorar, voltéalos una vez. Para que queden más crujientes, ponlos bajo la parrilla por 1-2 minutos de cada lado.
  • Fríe los rollos: Calienta una cucharada de aceite vegetal sobre fuego medio. Agrega 4-5 rollos a la vez y fríe. Voltéalos con pinzas cuando sea necesario. Ten cuidado porque se cocinan muy rápido y se pueden quemar muy fácilmente. Voltéalos en cuanto se empiecen a dorar y a tener burbujas.
Compartir