Siembra tomates en tu propio huerto casero

Tener un huerto en casa trae muchos beneficios para nuestro bolsillo. Además, es bueno fomentar en la familia el cuidado de las plantas y el cultivo de los alimentos.

El mes pasado hablamos de cómo crear nuestro propio huerto casero. En esta ocasión hablaremos que cómo cuidar y cultivar un alimento en específico: el tomate.

El tomate o jitomate, siempre ha tenido un lugar muy especial en nuestra cocina, casi siempre acompaña nuestras comidas, es por ello que cultivarlo en casa puede ser una de las mejores opciones para cuidar nuestra economía.

El tiempo ideal para plantar los tomates es cuando termina el invierno. Tienes que elegir semillas que no crezcan mucho en altura, ni sean muy tupidas.

 

tomates  

Para plantar necesitas los siguientes materiales:

  • Semillas de tomate (existen distintas variedades elige tu favorita).
  • Maceteros pequeños.
  • Abono orgánico o químico.
  • Fertilizante

1.– Para que la semilla germine debes introducirla en pequeñas macetas a unos 2 cm de profundidad en una tierra húmeda y blanda. Procura mantener la tierra siempre húmeda, rociando agua con un dispensador para que no ahogues la semilla. El sol debe estar en gran parte del día sobre las semillas.

2.– Cuando la planta tenga un tamaño inferior al de una mano, debes cambiarla a una maceta más grande, luego de un par de semanas tendrás lista tu plántula.

3.– Elige las mejores plántulas para cultivar si tu espacio es muy reducido. puedes plantar en la tierra o en macetas. Los principal es que el lugar donde esté la planta tenga sol, la tierra no tiene que estar apretada.

4.– En una zanja de unos 6 cm aplica el abono, usa fertilizante de 5–10–10, luego cúbrelo con 2 o 4 cm de tierra.

5.– En unos 4 cm de profundidad siembra la plántula , ten cuidado de que ésta no toque el fertilizante, ni el abono. Las plántulas deben de tener unos 20 cm de distancia entre ellas. Si plantas en maceta, asegúrate de que tengan al menos 15 cm de profundidad y 20 de ancho.

6.– Recuerda regar todas las mañanas. Si tus plantas son muy grandes, coloca una estaca a un lado y amarra la planta para que se afirme.

Dentro de unos meses las plantas darán sus frutos y tú y tu familia podrán comer exquisitos y saludables tomates cosechados en casa.

Compartir